Terapia metacognitiva: cómo cambiar la forma de ver e interpretar la realidad para mejorar el bienestar

La terapia metacognitiva es una forma innovadora de abordar el malestar psicológico, enfocándose en cómo interpretamos y percibimos la realidad. A diferencia de otras terapias, la terapia metacognitiva se centra en los pensamientos disfuncionales del paciente y en cómo los procesamos, teniendo en cuenta nuestra metacognición. Esta terapia fue desarrollada por Adrian Wells y se encuentra dentro del marco de las terapias cognitivas.

¿Qué es la terapia metacognitiva?

La terapia metacognitiva busca comprender por qué algunas personas pueden enfrentar situaciones adversas sin preocuparse, mientras que otras experimentan síntomas depresivos y ansiosos. Según la teoría de Wells, nuestras metacogniciones, es decir, cómo vemos nuestro propio pensamiento, pueden mantener el malestar psicológico. Por lo tanto, el objetivo de la terapia metacognitiva es eliminar los modos de pensamiento que generan creencias disfuncionales y cambiar nuestra forma inflexible de ver los estímulos amenazantes.

¿Qué es la metacognición?

Antes de profundizar en la terapia metacognitiva, es importante comprender qué se entiende por metacognición. La metacognición se refiere a los procesos cognitivos que están involucrados en la interpretación, monitoreo y control de nuestro propio pensamiento. Es decir, es la forma en que reflexionamos sobre nuestros pensamientos, los supervisamos y los regulamos. La terapia metacognitiva se basa en la premisa de que nuestras metacogniciones pueden ser disfuncionales y mantener el malestar psicológico.

Aplicaciones de la terapia metacognitiva

La terapia metacognitiva se utiliza especialmente en el tratamiento de trastornos de ansiedad y depresión, aunque también puede aplicarse a diferentes trastornos psicológicos. Esta terapia se lleva a cabo en 8 a 12 sesiones, donde el terapeuta ayuda al paciente a cuestionar y cambiar sus formas de interpretar su propia cognición.

Leer también:  La frecuencia de las relaciones sexuales en España en el año 2020: 2% practicaban sexo todos los días y casi un 40% tenían relaciones de 1 a 4 veces por semana.

Síndrome cognitivo atencional

Uno de los conceptos clave en la terapia metacognitiva es el síndrome cognitivo atencional. Este síndrome se refiere a un patrón de pensamiento caracterizado por la rumiación, la atención fija en amenazas y estrategias de autorregulación negativas. Es decir, las personas con síndrome cognitivo atencional tienden a centrarse en pensamientos negativos y preocupaciones excesivas, lo que contribuye al malestar psicológico.

La eficacia de la terapia metacognitiva

La terapia metacognitiva ha sido objeto de numerosas investigaciones empíricas que respaldan su eficacia y eficiencia en la mejora del bienestar de los pacientes. Estudios han demostrado que esta terapia puede reducir los síntomas de ansiedad y depresión, así como mejorar la calidad de vida de las personas que la reciben. Además, se ha encontrado que la terapia metacognitiva produce cambios duraderos en la forma en que las personas interpretan su realidad y manejan sus pensamientos disfuncionales.

La terapia metacognitiva es una forma innovadora de abordar el malestar psicológico, centrándose en cómo interpretamos y percibimos la realidad. A través de la comprensión de nuestras metacogniciones y la eliminación de modos de pensamiento disfuncionales, esta terapia busca mejorar el bienestar de los pacientes. Con su enfoque en la metacognición, la terapia metacognitiva ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de trastornos de ansiedad y depresión, brindando cambios duraderos en la forma en que las personas interpretan su propia cognición.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.