Secta Gnosis: Creencias y caso de Patricia Aguilar

En el mundo existen numerosas creencias religiosas, algunas de ellas son positivas y promueven el bienestar y la paz, mientras que otras pueden ser consideradas negativas y peligrosas para la integridad de las personas. Una de estas sectas peligrosas que ha recibido gran atención mediática es la secta Gnosis, la cual se vio involucrada en el caso de la desaparición de Patricia Aguilar en 2017.

Gnosis: una secta peligrosa

Gnosis fue fundada en el año 1954 por Víctor Manuel Gómez, quien adoptó el nombre de Samael Aun Weor y se autodenominó como el mesías. Esta secta se basa en creencias esotéricas y místicas, centrándose en el estudio del Gran Arcano y la magia sexual como medio para alcanzar la autorrealización espiritual.

Los seguidores de Gnosis se consideran a sí mismos como la iglesia invisible de Jesucristo y buscan alcanzar la autorrealización del ser a través del conocimiento introspectivo y la práctica de la magia sexual. Para comprender mejor las creencias de esta secta, es importante entender la distinción que hacen entre esencia, personalidad y ego como componentes fundamentales del ser humano.

La magia sexual y la autorrealización

La práctica de la magia sexual en Gnosis es considerada como un medio para despertar la conciencia y alcanzar la autorrealización espiritual. Esta práctica implica la unión sexual sin llegar al orgasmo, ya que se cree que el orgasmo desperdicia la energía espiritual necesaria para el desarrollo del individuo.

Leer también:  Miedo a las palabras largas: Hipopotomonstrosesquipedaliofobia

La magia sexual en Gnosis se basa en la idea de que el hombre y la mujer poseen energías opuestas y complementarias que pueden ser utilizadas para despertar la conciencia y alcanzar un estado de iluminación espiritual. Se considera que a través de la unión sexual consciente y controlada, se pueden alcanzar estados superiores de conciencia y liberarse de las limitaciones del ego.

El caso de Patricia Aguilar

En el año 2017, Patricia Aguilar, una joven de 18 años, desapareció misteriosamente en España. Tras una intensa búsqueda, se descubrió que había sido seducida por Félix Steven Manrique, quien afirmaba ser el líder espiritual de Gnosis. Manrique convenció a Patricia de abandonar su hogar y viajar a Perú, donde la mantuvo junto a otras mujeres y la dejó embarazada.

La situación en la que Patricia y su bebé fueron encontrados era deplorable, viviendo en condiciones precarias y sometidos a un control absoluto por parte de Manrique. Sin embargo, gracias a los esfuerzos de las autoridades y organizaciones de ayuda, Patricia y su bebé pudieron ser rescatados y regresaron a España, mientras que Manrique fue detenido y enfrenta cargos por sus acciones.

La posición de Gnosis ante el caso

La secta Gnosis ha afirmado que Félix Steven Manrique fue expulsado de la organización debido a su carácter mentiroso y su tendencia a falsificar material de la secta para sus propios propósitos. Gnosis se ha desmarcado completamente de las acciones de Manrique y ha anunciado que planea presentar una demanda por usurpación de identidad en su contra.

Es importante destacar que la secta Gnosis, a pesar de su participación en este caso trágico, no representa a todos los seguidores de esta corriente esotérica y mística. La mayoría de los seguidores de Gnosis buscan alcanzar la autorrealización y el crecimiento espiritual de una manera pacífica y respetuosa.

Leer también:  La moralidad en la infancia: Desarrollo y ética

La secta Gnosis ha recibido gran atención mediática debido a su participación en el caso de la desaparición de Patricia Aguilar en 2017. Esta secta, fundada en 1954 por Víctor Manuel Gómez, se autodenomina como la iglesia invisible de Jesucristo y busca la autorrealización del ser a través del conocimiento introspectivo y la práctica de la magia sexual sin llegar al orgasmo.

El caso de Patricia Aguilar puso en evidencia la influencia negativa que puede tener una secta peligrosa como Gnosis en la vida de las personas. Afortunadamente, Patricia y su bebé fueron rescatados y se encuentran a salvo en España, mientras que Félix Steven Manrique enfrenta las consecuencias legales de sus acciones. Gnosis, por su parte, se desmarca de las acciones de Manrique y planea presentar una demanda en su contra por usurpación de identidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.