7 consejos para mantener una relación abierta de forma sana y positiva

En este artículo vamos a explorar el fascinante mundo de las relaciones abiertas. Muchas veces, tendemos a pensar en la monogamia como la única forma de relación válida, pero la verdad es que el concepto de monogamia es algo cultural y varía según la sociedad y las percepciones de cada persona. Las relaciones abiertas, por otro lado, son aquellas en las que los integrantes no consideran la monogamia necesaria y establecen acuerdos para tener relaciones con terceras personas. Pueden incluir desde relaciones sexuales esporádicas hasta vínculos sentimentales estables. Ahora, vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de las relaciones abiertas y descubrir cómo mantenerlas de forma sana y positiva.

1. Partir de una relación sana y con confianza

Uno de los aspectos fundamentales para disfrutar de una relación abierta de forma sana y positiva es partir de una relación sólida y con una base de confianza. La confianza es la piedra angular de cualquier relación, y en una relación abierta es aún más importante. Ambas partes deben sentirse seguras y confiadas en que su pareja respeta los acuerdos establecidos y que no habrá traiciones o engaños. La comunicación abierta y honesta es clave para construir esta confianza mutua y mantenerla a lo largo del tiempo.

2. No iniciar una relación abierta por obligación

Es importante tener en cuenta que una relación abierta no es para todo el mundo. No se trata de una solución a problemas en la relación o una forma de evitar el compromiso. Iniciar una relación abierta por obligación o presión puede llevar a resentimientos y conflictos en el futuro. Ambos miembros de la pareja deben estar convencidos y desear tener una relación abierta, de lo contrario, es mejor explorar otras opciones o trabajar en la relación existente.

Leer también:  11 secretos para hacer feliz a tu pareja

3. Establecer normas y límites

Al igual que en cualquier tipo de relación, establecer normas y límites es esencial para evitar malentendidos y mantener la seguridad y confianza en una relación abierta. Cada pareja puede establecer sus propias reglas y límites, que pueden incluir cosas como: informar a la pareja antes de tener encuentros con otras personas, usar protección durante las relaciones sexuales con terceros, establecer límites emocionales, etc. Estas normas y límites deben ser discutidos y acordados por ambas partes, y es importante revisarlos y ajustarlos según las necesidades y evolución de la relación.

4. Ser comunicativos y expresar necesidades y emociones

La comunicación abierta y sincera es uno de los pilares fundamentales de una relación abierta exitosa. Ambos miembros de la pareja deben sentirse cómodos expresando sus necesidades, deseos y emociones, ya sea en relación a la relación principal o a las relaciones con terceros. La comunicación efectiva ayuda a evitar malentendidos, conflictos y resentimientos. Es importante recordar que en una relación abierta, cada persona tiene derecho a expresar lo que siente y a ser escuchada y respetada.

5. Olvidarse de los celos

Los celos son una emoción natural y común en cualquier tipo de relación, pero en una relación abierta es fundamental aprender a manejarlos de forma saludable. Las relaciones abiertas permiten la intimidad con otras personas, y es importante recordar que el amor y la conexión emocional no son recursos limitados. El amor no se divide, se multiplica. En lugar de dejar que los celos consuman la relación, es importante trabajar en la confianza y la seguridad emocional, recordando que la relación principal no se ve amenazada por las relaciones con terceros.

6. Ser sincero con las otras personas involucradas

En una relación abierta, es fundamental ser sincero y honesto con las otras personas involucradas. Siempre es importante comunicar de manera clara y transparente las intenciones y expectativas, evitando crear falsas esperanzas o herir a alguien innecesariamente. Las relaciones abiertas se basan en la honestidad y la transparencia, tanto con la pareja principal como con las personas con las que se tiene una relación paralela. Ser respetuoso y considerado con los sentimientos de los demás es esencial para mantener una relación abierta de forma sana y positiva.

Leer también:  El conflicto entre suegras y nueras: causas y soluciones

7. Disponer de tiempo para la pareja

Por último, pero no menos importante, es fundamental disponer de tiempo para la pareja y no descuidar la relación principal. En una relación abierta, es fácil dejarse llevar por la emoción de las nuevas conexiones y descuidar a la pareja principal. Es importante recordar que la relación principal es la base de todo y debe ser cuidada y nutrida. Establecer momentos de calidad juntos, planificar actividades y expresar el amor y la conexión emocional son aspectos fundamentales para mantener una relación abierta de forma sana y positiva.

Las relaciones abiertas son una opción válida y enriquecedora para muchas personas. Partiendo de una relación sana y con confianza, estableciendo normas y límites claros, siendo comunicativos y expresando necesidades y emociones, dejando de lado los celos, siendo sincero con las otras personas involucradas y disponiendo de tiempo para la pareja, es posible disfrutar de una relación abierta de forma sana y positiva. Recuerda que cada relación es única y que lo más importante es encontrar la dinámica que funcione mejor para ti y tu pareja.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.